lunes, 15 de octubre de 2018

No se necesita demasiado para sonreír

Net-juu no Susume



Moriko Morioka es una mujer de 30 años que, incapaz de soportar la exigencia de una sociedad acelerada y deshumanizada, ha decidido dejar su trabajo y recluirse en su apartamento. Ahora que tiene tanto tiempo libre, vuelve a los juegos en línea que abandonó hace mucho. En el nuevo juego de moda, Fruits de Mer, y bajo la identidad de un personaje masculino conoce a Lily, una chica amable y de buen corazón.

El primer paso para la creación de mis primeras impresiones lo suelo denominar "la criba": consiste en leer la sinopsis de todos los estrenos de la temporada y decidir si vale la pena o no ver un par de episodios. Esta Net-juu no Susume no pasó la criba allá por el otoño de 2017. Todo hacía indicar que la serie sería muy superficial, con poca chicha, una de tantas series que conjugan el mundo real con el virtual del juego online de turno. Una serie, en definitiva, con poco de especial y que olvidaría en cuanto viera el último episodio. El caso es que las buenas críticas, un par de gifs y mi curiosidad y gusto por este tipo de series me empujó a comprobar si mi ojo clínico para descartar series era bueno o malo.

Pues bien, mi ojo clínico goza de buena salud; es innegable que Net-juu no Susume tiene más defectos que virtudes. Bastantes más defectos que virtudes si me lo permitís. Me parece terriblemente desaprovechada, se queda muy en la superficie de lo que podría haber sido. A pesar de que acertadamente le da mucho peso a la parte "real" de la serie, dejando a la parte "virtual" como un complemento de la primera, una vez concluida sabemos poco o nada de las personas que están tras los personajes del juego. Algunos son mostrados durante un instante para luego caer en el olvido, otros ni siquiera tenemos el gusto de conocerlos. El caso de la protagonista es palpable, se nos dan unas pocas pinceladas de su situación, apenas podemos intuir las causas de su aislamiento auto-impuesto, ni siquiera el guion pretende curar esas heridas, las deja en un olvido inexplicable. Aunque Lily ejerce a la perfección su papel de "medicina para el alma", Sakurai, el protagonista masculino, podría haber sido un perfecto catalizador para mostrar el trauma de Moriko, una ayuda para su superación. Ni siquiera aprovecha la posibilidad de alimentar un triángulo amoroso que podría haber dado mucho de sí. Mientras la veía me frustraba mucho ver la cantidad de oportunidades de convertirse en un producto muy interesante que la serie dejaba pasar.


Sin embargo, a pesar de la lista interminable e inevitable de defectos, me ha gustado mucho.

Net-juu no Susume es una fuente inagotable de simpatía y ternura. Tiene tantas simpatía y ternura que ahogan por completo todos los defectos de los que adolece, transformando cada visionado en una sonrisa continua e imperecedera. Es imposible no empatizar con Morioka, de sentirse alegre cuando ella lo está, de que se te rompa el alma por su llanto telefónico fruto de una extenuante jornada laboral. La pantalla se llena de calidez cuando ella sale y el espectador espera con expectación y satisfacción cada pequeño paso que da para salir adelante. Por otro lado, ver a Sakurai y a su compañero de trabajo Koiwai compartir mesa y tomaduras de pelo es impagable. Este Koiwai, desaprovechado como tercer vértice del susodicho triángulo amoroso, se convierte en el hilo conductor de la relación entre los protagonistas. Ahí el defecto se convierte en virtud: lo que podría haber sido una buena serie coral con los personajes cruzando sus vidas real y virtual se convierte en una serie que pivota en torno a la pareja protagonista, todo está encaminado a ese encantador y puro amor que surge entre ambos, y nada ni nadie se debe interponer, porque eso es lo que reconforta y lo que quiere ver el espectador, que ambos protagonistas den pasos pequeños y torpes, se lancen miradas esquivas y se cojan de la mano rojos como tomates.

Los diseños simples y bonitos de personajes, aunque el mundo virtual peque de simple, y unos opening y ending efectivos que captan a la perfección los sentimientos que despierta la serie completan un producto poco recomendable en principio pero capaz de entretener y dejar buen sabor de boca al que la vea. No os diré que la veáis, pero tampoco que la ignoréis si os despierta un mínimo de atención. Conseguir la sonrisa durante una mala racha no viene nada mal.


lunes, 19 de marzo de 2018

Sengoku Jidai moe~

Oda Nobuna no Yabou 


Cuando Saru (mono) habla... Sube el pan

Yoshiharu Sagara es un friki del juego de estrategia Nobunaga Oda's Ambition que viaja en el tiempo hasta el Periodo Sengoku, donde descubre que los principales generales y políticos de la época son bellas chicas. Sagara entra en la corte de Nobuna Oda, alter ego femenino de Nobunaga Oda como encargado de sus sandalias en lugar de Toyotomi Hideyoshi, que muere antes de tomar su lugar en la historia.

Cuando afronté el visionado de esta serie no tenía ni la más remota idea de lo que me iba a encontrar, fue una de esas veces en las que buscando imágenes para el blog o para el avatar de un foro di con una rubia despampanante que tenía pinta de ser bastante guerrera. Cuál fue mi sorpresa cuando me encontré con una reinterpretación del Periodo Sengoku cambiando de sexo a muchos de sus protagonistas e introduciendo a un chico venido del futuro que se sabe la historia y utiliza esa carta a su favor para salvar el pellejo y de camino conquistar el corazón de una señora feudal llamada a unificar Japón bajo su mando.

Hay que reconocer que la idea es curiosa -que no novedosa- y durante la primera parte la serie funciona relativamente bien recreando pasajes del Sengoku con fidelidad pero añadiendo los lógicos matices consecuencia del cambio de sexo de los actores principales. Yoshiharu cae bien por su honestidad y el alboroto de neuronas que le provoca estar rodeado de tanta chica; además hace una excelente pareja con Nobuna, bastante creíble en su papel de líder, a veces algo indecisa y dependiente de sus subalternos. Todos los personajes históricos que cambian de sexo aúnan todas las características de sus alter ego masculinos y añaden otras para darle su propio sello a la historia, como alguna coletilla o poderes exorcizadores. Hay otros que son combinación de dos personas y algunos directamente inventados.

El problema llega en la segunda parte; a esas alturas hay detalles que el autor ha ido cambiando respecto a los hechos históricos, sobre todo relativos a la muerte de algunos personajes, que poco a poco separan al anime de la historia y obligan a improvisar para encajar las piezas con coherencia. Eso y la obligación de finalizar en 12 episodios provocan el aceleramiento de la serie, que acaba por irse. Se forma un pequeño gran caos de batallas, alianzas extrañas y acontecimientos en un lapso de tiempo demasiado corto teniendo en cuenta los medios para el transporte de personas e información  de la época que acaba por dejar una sensación bastante rara al terminar la serie.

Visualmente Oda Nobuna no Yabou es bastante consistente. Lo que más llama la atención -algo normal teniendo en cuenta que es uno de los ganchos principales de la serie- es el excelente diseño de los personajes femeninos, me atrevería a decir que incluso destacan demasiado respecto a los personajes masculinos y de relleno. Las chicas son tan atractivas y jóvenes que verlas "jugar" a las guerras y gobernar e intimidar a hombres y mujeres adultos resulta un tanto extraño al principio. Habrá quien se acostumbre y disfrute con ello y quien le parezca una absoluta ofensa esta alteración de la historia japonesa. Hay gente para todo.

Lo que sí es verdad es que es una serie muy entretenida que al final se deja ir y aunque parezca increíble puede ser una puerta de entrada, un acicate para adentrarse en una de las épocas más convulsas y apasionantes de la historia del país del sol naciente.

Intento "discreto" para animaros a ver la serie

lunes, 1 de enero de 2018

Este año solo puede ir a mejor... O eso espero

¡Feliz 2018!



'Damos' y 'caballeras', os deseo de todo corazón un Feliz Año Nuevo. Que esté lleno de salud, cargado de éxitos y colmado de sueños cumplidos. En lo que respecta a mí, me conformo con no empeorar más, que vaya añito el que se ha ido... Pero este lo empiezo lleno de optimismo y muchas ganas de hacer bien las cosas, solo espero que me acompañe la (buena) suerte. Mientras tanto, de vez en cuando me pasaré por aquí con mis reseñas y mis opiniones y mis desvaríos para entreteneros. 

Gracias por estar ahí. Un abrazo.

domingo, 24 de diciembre de 2017

Se ha quedado una "noche-buena"


¡Feliz Navidad! ¡Un abrazo muy fuerte a todos!

Pd: Por favor, no me matéis por el chiste malo del título.

martes, 28 de noviembre de 2017

XXIII Salón del Manga de Barcelona | Impresiones (y II)


¡Hola de nuevo! Ayer empecé a dar mi opinión sobre lo que dio de sí el Salón del Manga de Barcelona que terminó hace ya unas semanas. Esta vez le toca pasar por mi lupa a la Santísima Trinidad, las tres editoriales españolas de manga por antonomasia: Norma, Planeta e Ivrea. Acompañadme, tengo mucho que decir y vosotros mucho que leer.


Comencemos con Norma, cuyo salón estuvo marcado por la visita de Robico, autora de El Monstruo de al Lado, uno de esos mangas que quiero comprar y leer pero claro, el dinero. Como siempre, pasaré de puntillas por las nuevas adquisiciones provenientes de licencias exitosas como Fairy Tail, Ataque a los Titanes, Pokémon o I am a Hero. Ya sabéis, si algo funciona hay que exprimirlo todo lo posible, a los fans les encanta que se les traiga todo el material de su serie favorita para comprarlo. Por aquí lo único que me interesa es Fairy Tail Harvest, el nuevo artbook de Fairy Tail. Tengo el primero y me encanta el estilo de Mashima. Y ahora que recuerdo, tengo pendiente el artbook nuevo de Soul Eater... Madre mía, no doy abasto.

Durante la presentación recordaron que tienen Cardcaptor Sakura, que anunciaron hace un año, pero la edición que quieren publicar les está dando auténticos quebraderos de cabeza por temas de imprenta y aprobaciones de las CLAMP. Me encantó que, a pesar del mal rato que deben estar pasando desde hace meses, nos contaran la historia de las tintas y el pelo de Sakura con tanta gracia -a la par que resignación-, eso hizo darme cuenta de que se esfuerzan muchísimo y que aunque tengo la edición original voy a comprar esta también: me encanta Cardcaptor Sakura (fue mi "serie puerta" a este mundillo), quiero compensarles la paciencia brutal que están teniendo y la edición me parece pre-cio-sa. Además, me compensaron el retraso con Cardcaptor Sakura Clear Card, la secuela que se lleva publicando desde hace nada. Fiel a mi costumbre, la he dejado de leer por scans instantáneamente y estoy deseando que salga a la venta para comprarla.

Por otro lado, dos grandes pedidas durante mucho tiempo: Yona Princesa del Amanecer y The Promised Neverland. Esta última no la he leído, pero hasta ahora solo he oído buenas palabras sobre ella y se la considera uno de los grandes shônen del momento. Así a primera vista no me interesa por tener otras prioridades, pero prometo que le echaré un ojo en cuanto saque algo de tiempo. Sobre Yona, grata sorpresa. A pesar de que es un shôjo largo tengo el convencimiento de que va a funcionar bien, más con la estrategia de vender los dos primeros tomos simultáneamente a mitad de precio. Probablemente pique el anzuelo, aunque me resistiré.

Una licencia que a mí me hace mucha ilusión, los Final Fantasy 25th Memorial Ultimania, libros de ilustraciones conmemorativos de la famosa saga de Square-Enix. Soy un gran fan de la saga y me encanta su arte conceptual, los quiero sí o sí, ojalá no sean demasiado caros. Tal parece que las licencias relacionadas con sagas de videojuegos, ya sean mangas, artbooks o databooks gustan mucho. Creo que también es una manera astuta de captar a gamers que no suelen leer cómic e introducirlos en el mundillo.

Aparte de lo ya contado, cosas relevantes: las nuevas ediciones de dos clásicos como Akira y Hellsing en formatos grandes y de pocos tomos, ideales para quienes no pudieron comprar ediciones precedentes en su día; y Jump no Tadashi Tsukurikata, que viene a ser una especie de guía amena de cómo trabajar, presentar y llegar a publicar un manga en la Jump. Es una licencia raruna pero muy interesante para aquellos que quieren ver más allá, observar la dinámica de trabajo de autores y editores nipones. Es el típico libro que ves en tu librería habitual y compras por un impulso.


Es el turno de Planeta. Sinceramente, fue la conferencia que mejor sabor de boca me dejó, sobre todo por una razón: su decidida apuesta por las novelas ligeras. Aparte de la continuación de Sword Art Online, Re:Zero y Accel World son dos licencias inteligentes, buenas series que van a atraer mucha gente a este formato literario. Pero son largas y saldrán presumiblemente al mismo precio que SAO... Además, vienen de la mano de sus respectivas adaptaciones a manga, más baratas y accesibles. Solo espero que sepan administrar bien los lanzamientos, porque sería una pena que no funcionaran.

Cuando vi la Biblioteca Tezuka pensé "¡por fin!". Tengo una espinita clavada con el Dios del Manga, no tengo nada suyo en mi estantería y esta va a ser mi oportunidad para hacerme con tres de sus series más icónicas: La Princesa Caballero, Astroboy y Black Jack. Ojalá no se pasen con el precio como con Fénix. Otra cosa que me gustó, que traigan tantas cosas de Makoto Shinkai. He visto recientemente Your Name y quiero explorar más el trabajo de este hombre. Si acaba siendo uno de mis directores predilectos me haré con todo el material disponible de su obra en cualquier formato existente. No se me olvide la tonelada más de material de Dragon Ball, con edición a todo color, compendios y grapa incluídas. Por supuesto, Boruto, la secuela de Naruto no podía faltar. Ojo a los fans, no está dibujada por Kishimoto y el estilo del mangaka encargado es bastante diferente y... peculiar. Os recomiendo que la reviséis antes de compararla para no llevaros un chasco. Y la nota desconocida de la conferencia: Susurros, un manga de 6 tomos del que dicen nos vamos a enamorar. Si ellos lo dicen...

Sí, sí, voy a hablar de Dragon Quest, tranquilos. Este fue el anuncio estrella de la editorial y levantó muchísima expectación. Incluso hubo coñas de los conferenciantes de Planeta respecto a la excesiva insistencia durante años de los lectores con esta franquicia. El problema es que hubo una pequeña decepción cuando se supo que Las Aventuras de Fly (parece ser el mejor manga de Dragon Quest o al menos el más querido) no estaba incluido en la licencia al pertenecer a partes iguales a Square-Enix y a Shûeisha. Las palabras literales de los de Planeta fueron: "Fly no está todavía en España, pero está un paso más cerca". Supongo que las ventas del resto de mangas y artbooks serán las que convenzan o no a Shûeisha. Yo no conozco en profundidad la saga de videojuegos, ni sabía que tenía mangas que la adaptaban, pero digo lo mismo que antes, es un excelente gancho para que gente que juega pero no lee se anime a adentrarse en la lectura. De momento lo primero que van a publicar es un Artbook de Akira Toriyama, que ha sido el diseñador de personajes de la franquicia casi siempre, así que las ventas están aseguradas.


Por último, Ivrea. Antes de nada tengo una cosa que decir sobre la conferencia en sí. Es innegable que Leandro y compañía son unos cachondos mentales que se lo pasan muy bien haciendo su trabajo, pero todo debe venir en su justa medida. Si les critiqué a los de ECC la excesiva rigidez de su presentación, a los de Ivrea les afeo esa sensación de dejadez en la suya, como si les diera pereza vender sus series. Seguro que fue simplemente eso, un intento de quitarle hierro al asunto para divertir y divertirse, pero lo dicho, hay que poner límites.

Ahora, al lío. La presentación fue parca en licencias, pero ya se sabe que la editorial oriunda de Argentina prefiere distribuir sus anuncios a lo largo de todo el año en lugar de anunciar el grueso de una sola vez. Como vais a comprender enseguida, yo solo tengo ojos para dos de sus licencias: la primera, Amar y Ser Amado, Dejar y Ser Dejado, de Io Sakisaka, una de mis autoras predilectas. Strobe Edge y Aoha Ride son dos series que me encantan y me alegro un montón de que la autora funcione tan bien en España. No sé absolutamente nada de esta nueva serie (ni sabía que existía) y así me quedaré hasta que la compre, no me quiero estropear la sorpresa. La otra licencia que me quitó el sueño fue Little Witch Academia. Solo son tres tomos y el dibujo es muy parecido al del anime  que tanto disfruté (cosa que no pasó con el manga de Kill la Kill), así que la compraré de una vez cuando estén todos los tomos a la venta. 

A partir de ahí, poca cosa interesante de verdad. Bueno, sí, esa nueva edición de GUNNM, Alita Ángel de Combate, clasicazo que recuperamos para la causa, y Wonder Rabbit Girl, ese shônen un puntito cochinote que nadie ha pedido pero que tanto le gusta a Ivrea traernos para alegrar nuestros corazones.

Para terminar y dejando licencias de lado, la nota ultra positiva de la conferencia: Jojo's Bizarre Adventure está vendiendo muy bien y es seguro que llegarán todas las sagas existentes. Más de un fan de los Jojos haría palmas con las orejas al oír esto. Yo no las tenía todas conmigo con esta licencia y oye, me alegro de haberme equivocado. Ivrea corrió un riesgo increíble con este manga haciendo una edición y portadas propias, un precio más o menos elevado, periodicidad mensual... Pero la gente tenía ganas de esta serie y ha respondido con creces, incluso por encima de las expectativas de la editorial. Al final voy a tener que sucumbir también a la jojomanía y probar esta franquicia. Si tanto vende y la gente tanto la idolatra por algo será, ¿no?

Chicos, eso es todo. Han sido dos entradas extra largas y estoy reventado. Olvidaros de verme el pelo hasta el año que viene XD No, a ver, supongo que alguna vez apareceré, tened fe.

Ya sabéis, dejad vuestras opiniones en la caja de comentarios con lo que más os ha gustado de este salón o con aquel manga o anime del que no he hablado y os parezca relevante mencionar. Respondo a todos los comentarios sin excepción. ¡Talué!