martes, 28 de noviembre de 2017

XXIII Salón del Manga de Barcelona | Impresiones (y II)


¡Hola de nuevo! Ayer empecé a dar mi opinión sobre lo que dio de sí el Salón del Manga de Barcelona que terminó hace ya unas semanas. Esta vez le toca pasar por mi lupa a la Santísima Trinidad, las tres editoriales españolas de manga por antonomasia: Norma, Planeta e Ivrea. Acompañadme, tengo mucho que decir y vosotros mucho que leer.


Comencemos con Norma, cuyo salón estuvo marcado por la visita de Robico, autora de El Monstruo de al Lado, uno de esos mangas que quiero comprar y leer pero claro, el dinero. Como siempre, pasaré de puntillas por las nuevas adquisiciones provenientes de licencias exitosas como Fairy Tail, Ataque a los Titanes, Pokémon o I am a Hero. Ya sabéis, si algo funciona hay que exprimirlo todo lo posible, a los fans les encanta que se les traiga todo el material de su serie favorita para comprarlo. Por aquí lo único que me interesa es Fairy Tail Harvest, el nuevo artbook de Fairy Tail. Tengo el primero y me encanta el estilo de Mashima. Y ahora que recuerdo, tengo pendiente el artbook nuevo de Soul Eater... Madre mía, no doy abasto.

Durante la presentación recordaron que tienen Cardcaptor Sakura, que anunciaron hace un año, pero la edición que quieren publicar les está dando auténticos quebraderos de cabeza por temas de imprenta y aprobaciones de las CLAMP. Me encantó que, a pesar del mal rato que deben estar pasando desde hace meses, nos contaran la historia de las tintas y el pelo de Sakura con tanta gracia -a la par que resignación-, eso hizo darme cuenta de que se esfuerzan muchísimo y que aunque tengo la edición original voy a comprar esta también: me encanta Cardcaptor Sakura (fue mi "serie puerta" a este mundillo), quiero compensarles la paciencia brutal que están teniendo y la edición me parece pre-cio-sa. Además, me compensaron el retraso con Cardcaptor Sakura Clear Card, la secuela que se lleva publicando desde hace nada. Fiel a mi costumbre, la he dejado de leer por scans instantáneamente y estoy deseando que salga a la venta para comprarla.

Por otro lado, dos grandes pedidas durante mucho tiempo: Yona Princesa del Amanecer y The Promised Neverland. Esta última no la he leído, pero hasta ahora solo he oído buenas palabras sobre ella y se la considera uno de los grandes shônen del momento. Así a primera vista no me interesa por tener otras prioridades, pero prometo que le echaré un ojo en cuanto saque algo de tiempo. Sobre Yona, grata sorpresa. A pesar de que es un shôjo largo tengo el convencimiento de que va a funcionar bien, más con la estrategia de vender los dos primeros tomos simultáneamente a mitad de precio. Probablemente pique el anzuelo, aunque me resistiré.

Una licencia que a mí me hace mucha ilusión, los Final Fantasy 25th Memorial Ultimania, libros de ilustraciones conmemorativos de la famosa saga de Square-Enix. Soy un gran fan de la saga y me encanta su arte conceptual, los quiero sí o sí, ojalá no sean demasiado caros. Tal parece que las licencias relacionadas con sagas de videojuegos, ya sean mangas, artbooks o databooks gustan mucho. Creo que también es una manera astuta de captar a gamers que no suelen leer cómic e introducirlos en el mundillo.

Aparte de lo ya contado, cosas relevantes: las nuevas ediciones de dos clásicos como Akira y Hellsing en formatos grandes y de pocos tomos, ideales para quienes no pudieron comprar ediciones precedentes en su día; y Jump no Tadashi Tsukurikata, que viene a ser una especie de guía amena de cómo trabajar, presentar y llegar a publicar un manga en la Jump. Es una licencia raruna pero muy interesante para aquellos que quieren ver más allá, observar la dinámica de trabajo de autores y editores nipones. Es el típico libro que ves en tu librería habitual y compras por un impulso.


Es el turno de Planeta. Sinceramente, fue la conferencia que mejor sabor de boca me dejó, sobre todo por una razón: su decidida apuesta por las novelas ligeras. Aparte de la continuación de Sword Art Online, Re:Zero y Accel World son dos licencias inteligentes, buenas series que van a atraer mucha gente a este formato literario. Pero son largas y saldrán presumiblemente al mismo precio que SAO... Además, vienen de la mano de sus respectivas adaptaciones a manga, más baratas y accesibles. Solo espero que sepan administrar bien los lanzamientos, porque sería una pena que no funcionaran.

Cuando vi la Biblioteca Tezuka pensé "¡por fin!". Tengo una espinita clavada con el Dios del Manga, no tengo nada suyo en mi estantería y esta va a ser mi oportunidad para hacerme con tres de sus series más icónicas: La Princesa Caballero, Astroboy y Black Jack. Ojalá no se pasen con el precio como con Fénix. Otra cosa que me gustó, que traigan tantas cosas de Makoto Shinkai. He visto recientemente Your Name y quiero explorar más el trabajo de este hombre. Si acaba siendo uno de mis directores predilectos me haré con todo el material disponible de su obra en cualquier formato existente. No se me olvide la tonelada más de material de Dragon Ball, con edición a todo color, compendios y grapa incluídas. Por supuesto, Boruto, la secuela de Naruto no podía faltar. Ojo a los fans, no está dibujada por Kishimoto y el estilo del mangaka encargado es bastante diferente y... peculiar. Os recomiendo que la reviséis antes de compararla para no llevaros un chasco. Y la nota desconocida de la conferencia: Susurros, un manga de 6 tomos del que dicen nos vamos a enamorar. Si ellos lo dicen...

Sí, sí, voy a hablar de Dragon Quest, tranquilos. Este fue el anuncio estrella de la editorial y levantó muchísima expectación. Incluso hubo coñas de los conferenciantes de Planeta respecto a la excesiva insistencia durante años de los lectores con esta franquicia. El problema es que hubo una pequeña decepción cuando se supo que Las Aventuras de Fly (parece ser el mejor manga de Dragon Quest o al menos el más querido) no estaba incluido en la licencia al pertenecer a partes iguales a Square-Enix y a Shûeisha. Las palabras literales de los de Planeta fueron: "Fly no está todavía en España, pero está un paso más cerca". Supongo que las ventas del resto de mangas y artbooks serán las que convenzan o no a Shûeisha. Yo no conozco en profundidad la saga de videojuegos, ni sabía que tenía mangas que la adaptaban, pero digo lo mismo que antes, es un excelente gancho para que gente que juega pero no lee se anime a adentrarse en la lectura. De momento lo primero que van a publicar es un Artbook de Akira Toriyama, que ha sido el diseñador de personajes de la franquicia casi siempre, así que las ventas están aseguradas.


Por último, Ivrea. Antes de nada tengo una cosa que decir sobre la conferencia en sí. Es innegable que Leandro y compañía son unos cachondos mentales que se lo pasan muy bien haciendo su trabajo, pero todo debe venir en su justa medida. Si les critiqué a los de ECC la excesiva rigidez de su presentación, a los de Ivrea les afeo esa sensación de dejadez en la suya, como si les diera pereza vender sus series. Seguro que fue simplemente eso, un intento de quitarle hierro al asunto para divertir y divertirse, pero lo dicho, hay que poner límites.

Ahora, al lío. La presentación fue parca en licencias, pero ya se sabe que la editorial oriunda de Argentina prefiere distribuir sus anuncios a lo largo de todo el año en lugar de anunciar el grueso de una sola vez. Como vais a comprender enseguida, yo solo tengo ojos para dos de sus licencias: la primera, Amar y Ser Amado, Dejar y Ser Dejado, de Io Sakisaka, una de mis autoras predilectas. Strobe Edge y Aoha Ride son dos series que me encantan y me alegro un montón de que la autora funcione tan bien en España. No sé absolutamente nada de esta nueva serie (ni sabía que existía) y así me quedaré hasta que la compre, no me quiero estropear la sorpresa. La otra licencia que me quitó el sueño fue Little Witch Academia. Solo son tres tomos y el dibujo es muy parecido al del anime  que tanto disfruté (cosa que no pasó con el manga de Kill la Kill), así que la compraré de una vez cuando estén todos los tomos a la venta. 

A partir de ahí, poca cosa interesante de verdad. Bueno, sí, esa nueva edición de GUNNM, Alita Ángel de Combate, clasicazo que recuperamos para la causa, y Wonder Rabbit Girl, ese shônen un puntito cochinote que nadie ha pedido pero que tanto le gusta a Ivrea traernos para alegrar nuestros corazones.

Para terminar y dejando licencias de lado, la nota ultra positiva de la conferencia: Jojo's Bizarre Adventure está vendiendo muy bien y es seguro que llegarán todas las sagas existentes. Más de un fan de los Jojos haría palmas con las orejas al oír esto. Yo no las tenía todas conmigo con esta licencia y oye, me alegro de haberme equivocado. Ivrea corrió un riesgo increíble con este manga haciendo una edición y portadas propias, un precio más o menos elevado, periodicidad mensual... Pero la gente tenía ganas de esta serie y ha respondido con creces, incluso por encima de las expectativas de la editorial. Al final voy a tener que sucumbir también a la jojomanía y probar esta franquicia. Si tanto vende y la gente tanto la idolatra por algo será, ¿no?

Chicos, eso es todo. Han sido dos entradas extra largas y estoy reventado. Olvidaros de verme el pelo hasta el año que viene XD No, a ver, supongo que alguna vez apareceré, tened fe.

Ya sabéis, dejad vuestras opiniones en la caja de comentarios con lo que más os ha gustado de este salón o con aquel manga o anime del que no he hablado y os parezca relevante mencionar. Respondo a todos los comentarios sin excepción. ¡Talué!

lunes, 27 de noviembre de 2017

XXIII Salón del Manga de Barcelona | Impresiones (I)


Cuando en este pequeño blog hay tanto tiempo sin publicación y no hay tristeza de por medio, eso quiere decir que estoy preparando algo más gordo de lo normal. La semana pasada se celebró la vigésimo tercera edición del Salón del Manga de Barcelona, y siguiendo la tradición voy a haceros perder un poco de vuestro tiempo para comentaros cosas que me gustaron, cosas que no, sensaciones, ilusiones y demás elucubraciones.

No voy a mentir, he estado a punto de no escribir esto. Hasta que hace poco compré Fucktopia y el primer tomo de Welcome to the Ballroom he estado como año y medio sin comprar un tomo de manga o algo de anime: estoy en plan ahorrador (la edad) y me he sometido a un autocastigo de no comprar cosas nuevas hasta que no lea lo que ya tengo. Por eso, no me parecía correcto escribir el tocho que viene a continuación diciendo cosas como "me gusta" o "la compraré" cuando sé que esas afirmaciones se cumplirán a largo plazo como poco. Pero oye, hablar y opinar es gratis, no hago daño a nadie y si hay al menos una persona que tiene en consideración mi parecer merece la pena dedicar un rato a aporrear las teclas y darle un poco de vidilla a Las Crónicas. 

Antes de entrar en materia, el recordatorio de todos los años: esto no es una noticia, no voy a hablar de todas y cada una de las licencias o novedades anunciadas de manera pormenorizada. Hablo sobre lo que me interesa y me llamó la atención, habrá editoriales en las que me extienda mucho y otras que ni mencionaré, lo mismo para mangas y animes. Ya sabéis, id a las webs de noticias especializadas, allí encontraréis toda la información que necesitéis. Dicho esto, ¿empezamos?


Este año, sin que sirva de precedente, empezaré por el anime, lo que quiere decir Selecta-Visión. La conferencia de este año ha tirado mucho por la nostalgia, no hay más que ver algunas de las licencias que hicieron públicas: Naruto, Inuyasha y Yu Yu Hakusho. Tres animes que se editaron durante algún tiempo en DVD, que se emitieron por televisión y que son muy queridas en general. En definitiva, de esas licencias que te aseguran unas buenas ventas provenientes de adultos que disfrutaron de esas series en su infancia y ahora las compran porque pueden. Fairy Tail les debe funcionar muy bien para animarse con series kilométricas que exigen mucho esfuerzo por parte del consumidor. Aparte de eso, reeditarán en HD Serial Experiments Lain y Escaflowne. La primera la tengo en DVD desde hace eones sin haberla visto aún (no me peguéis, por favor) y Escaflowne me llama la atención bastante. En su día tuvo una de las ediciones más bonitas jamás publicadas en España y si se hizo tal esfuerzo por este anime algo debe tener. No la perderé de vista.

Por otro lado han decidido traer Princess Arete y Mai Mai Miralle, trabajos del director de En Este Rincón del Mundo (esperando por una edición coleccionista) para aprovechar el tirón de esta última. Eso de traer la filmografía de un director les ha salido muy bien con Makoto Shinkai (ojo al exitazo de Your Name, yo ya tengo mi edición coleccionista en casa) y quieren repetir con Sunao Katabuchi.

No, no me he olvidado de la única concesión a la modernidad más moderna que se permitieron licenciar: Black Clover. Me sorprendió y no me sorprendió. No lo hizo porque es un shônen-hostias que por aquí nos encanta, pero me sorprendió que licenciaran esta y no My Hero Academia, que está siendo un auténtico "boom". De todas maneras, lo que he visto hasta ahora de Black Clover me está pareciendo bien, sin más. Aunque es difícil soportar los berridos de Asta.

Insisto en lo que dije el año pasado. Me alegro mucho, mucho, mucho de que estemos teniendo tanto anime, que las plataformas de streaming estén incluyendo en sus catálogos animes con facilidad, que Selecta tenga ese canal de Youtube tan fantástico... Hemos cambiado el chip, ya no somos unos piratillas de tomo y lomo, al menos ya no tanto...

Un pequeño inciso más en el tema anime hay que dedicárselo a MonteAnime, la nueva productora de anime en España. Siempre es bueno que surjan nuevas empresas en el mundillo para que haya competencia y diversidad. Respecto a sus primeros trabajos... Desconocía la existencia de La Princesa y el Piloto, y Mahou Shôjo Ikusei Keikaku me dio muy mala impresión cuando la comencé a ver y la abandoné, se parecía demasiado a Madoka y no estaba para series del palo.

Respecto a Yowu... Qué pereza hablar de esta gente. Llevan cinco años con Bailando con Vampiros y han publicado tres tomos. ¡tres! Son muy confusos con el tema de fechas y puede pasar mucho tiempo desde que anuncian algo y lo publican. Y me da pereza. Y me da una pena terrible que Ronja y Love Live! Sunshine!! estén en sus manos. Tienen que mejorar mucho en el tema de comunicación.


A partir de ahora, solo manga. Es el turno de las pequeñajas. Tomodomo y Milky Way. Milky Way y Tomodomo. 

Con Tomodomo todavía no me he estrenado, cosa que me duele mucho, hay cositas de su catálogo que me muero por tener. Y se ha sumado Amor es Cuando Cesa la Lluvia, un auténtico amor (valga la redundancia) de serie. Echadle un vistazo, es un slice of life imprescindible con un dibujo precioso. Por ahí anda también la vuelta de Môto Hagio con Semidiós, compartiendo formato con ¿Quién es el 11º pasajero? que tan buen resultado les ha dado. También anunciaron un par de BL, uno de ellos, Sombras sobre Shimanami, muy interesante por el enfoque realista.

Milky Way hizo su primera conferencia en el Salón y les falta rodaje -estuvieron muy simpáticos, por supuesto-. Si sois lectores habituales del blog, huelga decir que Your Lie in April Coda está comprado desde el mismo momento en que se anunció, ¿no? Tengo el manga completo, la edición coleccionista del anime, me falta este tomo de historias cortas y no se me va a escapar. Children of the Whales es la otra que me interesa; vi por casualidad las portadas hace tiempo y me enamoré, ahora estoy viendo el anime y me está pareciendo muy interesante, algún día el manga caerá. La Colección Asumiko Nakamura despierta mi curiosidad, ¿qué tal es? Utsubora me pareció una historia muy seductora aunque un poco liosa. ¿Encontraré algo parecido?

Me gusta que las editoriales pequeñas (ya no tan pequeñas, ojo) se traigan obras que normalmente solo se traerían las grandes. Amor es Cuando Cesa la Lluvia y Children of the Whales son dos ejemplos claros de mangas que en otra época o las licenciaban editoriales potentes o se quedaban en Japón. Ojalá las ahora pequeñas se hagan muy grandes y aparezcan nuevas pequeñas que se atrevan con nuevos géneros, nuevas demografías y autores que enriquezcan el catálogo y nuestras estanterías.


A mí ECC me tiene confundido, lleva relativamente poco en la corriente manga y sin embargo está licenciando muchísimo, corriendo grandes riesgos y poniendo precios más bien altos para el baremo actual. Supongo que el cómic americano -tienen todo lo de Vértigo y DC- le dará bastante margen para experimentar con el manga. Lo principal para mí es El León de Marzo (3-Gatsu no Lion), anunciada por sorpresa días antes del Salón y que se agotó en su stand. Es una serie preciosa, pero también una serie compleja con una parte spokon dedicada al shôgi que puede echar para atrás a muchos. Pero solo leer y experimentar los sentimientos de las hermanas amortiza de sobra la compra y la lectura. Una de mis futuras e imprescindibles compras. Respecto a licencias, otra pseudoimprescindible para mí: Kakegurui, o mete en un instituto a una panda de adolescentes ludópatas y a ver qué pasa. El anime me gusto si obvio el final inventado, su grafismo y excéntrica historia me encantan, no la dejaré pasar a la primera oportunidad que tenga de comprarla. El spin-off me interesa menos, pero todavía no he leído nada de él, tendré que tenerlo en cuenta. Una licencia que me sorprendió, la de Until Death do us Part; leí un poco de ella hace tiempo y me gustó, me pareció curiosa y la puse en mi interminable lista de "mangas por leer". Ojalá tenga suerte y guste entre la gente.

El resto de licencias son lo común en los de ECC: mangas relativamente desconocidos, curiosos o de autores clásicos o con buena crítica en Japón, a veces largos, otros cortos o incluso tomos únicos. Muy variado y en abundancia. Supongo que tras esta alegría para licenciar tanto haya buenas ventas y/o sensaciones con el manga. Eso sí, tienen que mejorar en la puesta en escena de las conferencias, estuvieron demasiado sosetes y fueron demasiado al grano. Un poco de distensión les vendría bien.

Hasta aquí la primera parte de mis impresiones. Ha sido largo, y eso que me falta comentar las novedades de la santísima trinidad del manga español -Planeta, Norma e Ivrea-. Preparad vuestros cuerpos, que la entrada de mañana va a ser larga XD

viernes, 20 de octubre de 2017

La doble vida del hámster

Himouto! Umaru-chan


Esa cara de culpabilidad XD

Umaru está mucho más allá de ser la adolescente perfecta: atractiva, inteligente, educada, simpática, humilde... Pero cuando cruza el umbral de su casa y se pone su capucha de hámster, se convierte en un retaco egoísta, caprichoso y que se pasa las noches en vela jugando a la consola y bebiendo cola. Su hermano es el único que conoce su secreto y tiene que lidiar cada día con sus dos caras.

El calor del hogar nos relaja, no hace sentirnos seguros y saca a relucir nuestros vicios, esos pecadillos inconfesables y políticamente incorrectos que nos hacen genuios. Esas cualidades menos comprensibles para el resto de los mortales que nos ocupamos de maquillar y disimular cuando salimos a la batalla diaria con el mundo. A donde quiero llegar es que todos tenemos dos caras, la que mostramos al mundo y la que es muy nuestra y solo gente muy cercana a nosotros conoce. Este anime se encarga de enfatizar esa dualidad con mucha gracia y exageración a través de Umaru.

Las dos caras de Umaru son tremendamente antagónicas: pasa de ser la chica modelo en comportamiento y apariencia a una auténtica holgazana que solo se preocupa de sus necesidades. Pero esa pequeñaja egocéntrica y hedonista tiene una debilidad insalvable: su hermano mayor. Umaru se pasa gran parte de la serie dándole la lata a Taihei con sus caprichos, le hace alguna que otra trastada y se pasa por el forro sus sermones. Pero lo quiere, lo quiere como solo una hermana puede querer a su hermano mayor, sin ambigüedades ni malentendidos. Umaru no tiene malicia, ese es el punto fuerte de la serie, no importa lo cascarrabias que sea Taihei, lo que más desea ella es pasar tiempo con él, compartir sus aficiones; el mensaje final de cada sketch siempre es amable y ganan los dos. Eso hace que el anime se disfrute el doble.

Cada episodio se organiza en varios sketches, y el hecho de que algunos sean mejores que otros le da cierta irregularidad a la serie. Cuando solo intervienen Umaru y Taihei se tiende a repetir situaciones, son mucho más entretenidos cuando salen las compañeras de clase de Umaru, sobre todo Sylph y Kirie. La primera desborda vitalidad por cada uno de sus poros. A Kirie simplemente hay que quererla. Técnicamente el anime es resultón, tiene una animación bastante decente y es divertido ver la transformación de Umaru de chica despampanante a retaco ratonil; los diseños de personajes femeninos son preciosos, y hay continuas referencias a videojuegos y películas bastante bien metidos.

Es una comedia divertida, con altibajos, sobre lo duro que es tener una doble vida. La prueba de que las apariencias engañan. Bastante.

¡Fiestuqui!

viernes, 6 de octubre de 2017

Convertir el cero en uno

Love Live! School Idol Project: Sunshine!!



Chika se considera la estudiante más normal del mundo. No destaca en nada, no siente especial interés por nada y su vida transcurre por los cauces de la normalidad más normal. Pero un día descubre en la gran ciudad que un grupo de chicas de lo más corrientes fueron capaces de brillar como pocas personas pueden hacerlo: las campeonas de la segunda edición de Love Live!, μ's. Si ellas pudieron hacerlo, ¿por qué no Chika? ¡Decidido! ¡Se convertirá en una school idol!

Una vez que las chicas de Otonokizaka dieron de sí todo lo que pudieron, era evidente que no iban a dejar morir una franquicia de la envergadura de Love Live!. El concepto caló entre el público, se vendía merchandising como rosquillas y la gente tenía ganas de más. Mucho más. La solución, buscar a un nuevo grupo de chicas y empezar de cero con mucho más presupuesto y con un legado tras de sí que bien tratado podía seguir dando pingües beneficios.

Ese legado, el legado de μ's, está muy presente a lo largo de toda la serie. Sunshine!! es una serie muy contemplativa, no solo porque Honoka y cía. sean la inspiración de muchas de las miembros de Aquours, también porque este spin-off hereda muchas de las características de su predecesora. Tanto virtudes como defectos. Se vuelve a recurrir a un grupo de 9 chicas que, en mayor o menor medida, se parecen o comparten una característica principal con las anteriores. La trama se centra con acierto en ellas y sus vicisitudes, pero no se logra una cohesión perfecta del grupo; además, el fantasma del cierre de instituto (hay que ver lo que les gusta a los japoneses chapar sus centros educativos) reaparece para aportar un dramatismo innecesario e inocuo; tan pronto como se plantea el problema, este pasa a un décimo plano como mínimo, es como si se hubieran dado cuenta inmediatamente que la idea era un error. Hubiera sido mucho más interesante darle más cuerda a la parte de las de tercero, ahondar un poco más en su fracaso y no cerrarla de manera tan abrupta, a mi parecer. Sin embargo, esta trama es un arma de doble filo porque aunque aporta riqueza a la serie y suscita interés por ellas, a la vez las aleja un poco del resto del grupo, la mala experiencia las pone más a la defensiva, las hace parecer que están de paso.

El fracaso es, en efecto, un elemento muy presente en la serie. Aquours no tiene una progresión endiablada como grupo. A pesar del talento y las ganas y el esfuerzo, las nueve no dejan de ser unas pringadas que viven en un pueblucho de costa donde eso de las idols es una cosa muy lejana. Y fracasan. Y la serie en ocasiones es hasta cruel con ellas porque las alienta a ser como μ's para al final decirles que copiarlas no solo no sirve de nada, sino es hasta contraproducente. Puede que suene mal, pero he disfrutado mucho viendo cómo se frustraban, cómo sus intentos por brillar se iban al traste, porque al final sirven como punto de inflexión (ese cero doloroso) o para escenificarlos en una divertida última actuación y convertirlos en la más poderosa de las armas.


En definitiva, es una serie más refinada en todos los aspectos, tanto sus personajes como los sketches cómicos y dramáticos, con unas chicas mucho más equilibradas en carisma y poder de atracción. También en lo visual se da un paso adelante. Los diseños de personajes tienen un toque elegante que los distingue de la serie precedente y el paisaje costero tiene cierto aire inspirador e infinitas posibilidades. En la animación se nota la importante apuesta del estudio y la productora en el anime: animaciones fluídas, dibujos muy cuidados sin deformaciones, atención al detalle. El tema espinoso de esta franquicia, el CGI para los conciertos, experimenta una mejoría brutal: la iluminación y las sombras se asemejan más a las de la animación tradicional, los rostros son más expresivos, las animaciones menos robóticas (todavía se puede mejorar más, ojo) y lo más importante: se ha reducido mucho su exposición, se abusa menos de él en beneficio de la animación tradicional y los planos son más cortos para ocultar sus costuras. 

También parece mucho más inspirada la vertiente musical. Tanto la composición como la interpretación de las canciones tienen más oficio, son más "profesionales", a falta de un adjetivo más adecuado. Aunque me pasa algo curioso con el casting de las chicas, de hecho, justo lo contrario que con la serie original: como cantantes me parecen más que capaces, tienen la potencia necesaria y son eficaces, pero las veo muy verdes como seiyuus. Les cuesta mucho mantener el personaje (Ruby a veces pasa de una voz dulce de niña a otra mucho más madura) y sus interpretaciones no pasan de correctas.

No me preguntéis cuál de los dos grupos me gusta más, porque no tengo una respuesta. Es una cuestión de decidirse entre el romanticismo de las que lo empezaron todo o la evolución positiva de la franquicia con las nuevas incorporaciones. Es un logro a reconocerle a Aqours, que debía enfrentarse a un μ's que se ha rodeado de un aura de misticismo que lo ha aupado a la categoría de legendario en el universo school idol. Las de Uranohoshi van por buen camino para mirar a las musas frente a frente. La segunda temporada decidirá.

jueves, 5 de octubre de 2017

El último 'encore'

Love Live! The Idol School Movie



Ahora sí, μ's ha salvado Otonokizaka, han arrasado en el Love Live!, las chicas de tercero se han graduado y tal como decidieron, empiezan a afrontar su disolución... ¡De eso nada! ¡Esto está lejos de acabar! El fenómeno school idol que ellas han puesto en órbita ha provocado la posibilidad de que la próxima edición de Love Live! se celebre en el Tokyo Dome, ¡ni más ni menos! Pero todavía no es seguro y todo depende de las vigentes campeonas. Así que, sin más dilación... ¡Las musas se van a la Gran Manzana!

Cuando creías que desde esta franquicia era imposible que te sorprendieran con sus inverosímiles sinopsis van y se sacan de la manga esta película secuela que contar cuenta más bien poco pero seguro que en su día recaudó lo suyo. Era inevitable que una serie del calibre de Love Live! tuviera un largometraje que llevara en masa a los fans al cine.

Ahora bien, ¿qué aporta está película al conjunto? Nada. Nada de nada. Absolutamente nada. El final de la segunda temporada fue una agradable sorpresa por certero y congruente. No había de donde sacar argumentalmente hablando y la misma película es una buena prueba de ello, sobreviviendo del carisma de las chicas, unos bonitos números musicales y de Umi jugando a las cartas. La primera parte de la película, el viaje, se sobrelleva gracias a la curiosidad por verlas en un entorno completamente diferente del habitual, pero la segunda parte es un auténtico despropósito que vuelve a jugar con la contradicción del separarse o seguir, con una Honoka que dudosa no funciona (menos esas movidas raras con la chica misteriosa), con el colofón de un final de esos que gustan tanto por allí, una japonesada que uno observa atónito sin poder mascullar palabra alguna.


¿Podemos salvar algo de la película? ¿Puedo conseguir que os pique el gusanillo y animaros a verla? Intentémoslo. Lo primero es el apartado visual, que no es algo espectacular nunca visto, pero si está un par de puntitos por encima de la serie, que de por sí lucía bastante bien. Animación fluída y un CGI menos cancerígeno que nunca, se nota el arreón final para que la cohesión entre la animación tradicional y la de ordenador fuera la mejor posible. 

A partir de ahí, todo son pequeños momentos que se recuerdan con una sonrisa, como la ya mencionada negligencia de Umi con las cartas o la insaciable búsqueda de arroz de Hanayo. Los pequeños números musicales, especialmente el de Nozomi, Nico y Eli jugando a ser famosas. Angelic Angel, comandada por una mega atractiva Eli y ese juego de luces tan chullo con los abanicos. No se me olvide el final que vuelve a jugar la baza de la emotividad, con esa última canción que tiene incrustados los nombres de las chicas y esos créditos finales con las icónicas ropas de entrenamiento... Un fan de Love Live! se olvida del vacío argumental con esos detalles tan nimios y a la vez tan apreciables.

Eso es en definitiva esta película, una colección de pequeños momentos, un tiempo de descuento para disfrutar de ellas una vez más, el 'encore' del último concierto de unas musas que partieron para siempre.


Pero tranquilos, el vacío que sentís bien lo puede rellenar un poco de "brillo del sol".