miércoles, 6 de septiembre de 2017

3 segundos y bailamos

Cinco meses de silencio en el blog, pero la tristeza tiene estas cosas. Lo siento.

Además, como estamos de obras por casa no pude fangirlear como es debido en Twitter, así que lo hago por aquí.



Esta licencia se le escapó a los de Milky Way porque hace semanas dieron una pista casi tan evidente como dar el nombre de la serie, añadiendo el hecho de que su anime está siendo uno de los must have de la temporada estival. Estoy enamorado de Welcome to the Ballroom; es una manga de los buenos, de los muy buenos; tanto que me ha obligado a esforzarme con el inglés para llevarlo al día. Una serie de un mundo tan lejano para mí (y para muchos de vosotros) como es el baile de salón competitivo, con una historia adictiva, con unos personajes a los que se les cae el carisma de los bolsillos, y sobre todo con un dibujo ES-PEC-TA-CU-LAR, lleno de dinamismo y detalle, que encaja a la perfección con el glamour del mundillo que nos expone. Yo no me lo voy a pensar, se viene para casa el día de salida. 

Respecto al resto de licencias... De Gangsta me gusta su 'continente' y su aire adulto mezclado con el convencionalismo de un shônen, pero tengo un muy mal recuerdo del anime, que terminó de manera abrupta por culpa del cierre de su estudio de animación y por esa sensación de ser una serie que quiere molar mucho y luego se diluye como un azucarillo. No obstante, creo que el manga se merece una oportunidad; a largo plazo, eso sí. Respecto a Yuki no Shita no Qualia, he observado que hay cierto consenso entre la fauna bloguera y tuitera alabando el intimismo y la delicadeza de su autora. Puede que sea el momento de darle una oportunidad al BL, aunque también a largo plazo.

Y calma, no me iré por otros cinco meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario