sábado, 22 de octubre de 2016

Click!


Ha llegado el día, hablemos de videojuegos en el blog. No hay mejor manera que estrenarse con un estreno, el de la otrora Nintendo NX ayer rebautizada como Nintendo Switch. Tiene mérito que la Gran N me haya mantenido en vilo los últimos meses con su nueva consola cuando no soy nintendero. Más allá de la curiosidad, llevo tiempo fuera del redil consolero, hasta ahora mi PS2 me bastaba y me sobraba para colmar mis necesidades, amén de que he sucumbido a las bondades del PC. Pero ahora quiero un complemento para aquel, algo que me ofrezca experiencias distintas, y los rumores decían que por ahí iban los pasos de Nintendo respecto a su nuevo hardware. Pues bien, lo que vi el jueves esencialmente me gustó, y mucho. Aunque todavía quedan mil preguntas por responder, voy a contaros mis certezas, inquietudes y sensaciones respecto a Switch.

El concepto, que quede claro. Esto hay que reconocérselo a Nintendo, en tres minutos de trailer han sabido mostrar a la perfección qué es NS, una consola híbrida, que se puede usar tanto en el televisor del salón como en la calle gracias a su pantalla portátil. Aunque híbrida, lo que se dice híbrida... Yo la veo más como una portátil a falta de que se despeje una de las claves de la consola: las funciones de la base. Para considerarla híbrida al 100% el dock tiene que dar un extra de potencia a la consola en sí, al menos para conseguir resoluciones 1080p y acercarse a los 60 fps. De lo contrario no sería más que un dispositivo portátil conectable a una TV, y de eso en el mercado hay a patadas.

Ruptura con el pasado. Otra cosa que ha quedado clara es que la 'Era Wii' se acabó; NS supone un borrón y cuenta nueva para la compañía, apostando por un diseño más elegante y discreto, tal vez demasiado incluso para mí que soy bastante clásico. Espero que en el futuro hagan ediciones especiales con otros colores y diseños inspirados en las franquicias más famosas de Nintendo, el diseño de la consola y la tradición de la compañía invitan a ello. Curioso también que en el trailer no saliera ni un niño, solo hombres y mujeres de entre 20 y 35 años; esa es una señal inequívoca del target de la consola: personas jóvenes y adultas, activas y que se sientan atraídas por la versatilidad de una consola que tiene muchas posibilidades de uso. Ese nuevo rumbo supone también la pérdida de una de las señas de identidad de la compañía, la retrocompatibilidad física con Wii U, algo evidente dado que Switch funciona con tarjetas/cartuchos, y con 3DS, cosa que sí me hubiera gustado para degustar el gran catálogo de la última portátil de Nintendo. Supongo que se podrá acceder al catálogo de estas consolas por eShop y con remasters, pero para los que ya tienen esos juegos pasar de nuevo por caja no es plato de buen gusto.


El "toque Nintendo", para el mando. A la compañía de Kyoto siempre le ha gustado experimentar con los pads y con Switch no iba a ser menos. Aunque han renunciado al tabletomando (se agradece), los Joy-Con son de todo menos mandos corrientes por la gran cantidad de configuraciones posibles: conectados a la consola para función portátil, conectados a un adaptador para tener un mando "normal", cogiendo cada uno de ellos con una mano en plan wii-mote (salvando diferencias), incluso usando cada uno de ellos como un mando independiente para partidas multijugador local. Alguna opción se antoja poco ergonómica y se renuncia a la cruceta para poder llevar a cabo esa función multijugador, pero son posibilidades que el usuario tiene ahí y que puede usar o no a su conveniencia. Además habrá un mando genérico para los jugadores más hardcore, y me apuesto lo que queráis que con el tiempo saldrán a la venta Joy-Cons por separado con diferentes configuraciones y diseño. Tener una Lego-consola (palabro que le cojo prestado al gran Yer) es una fuente inagotable de ingresos por accesorios.

Third Parties para dar y tomar... Por ahora. Según Nintendo hay casi 50 estudios de partida trabajando en contenido para NS (me ha llamado muchísimo la atención que esté Autodesk, una compañía especializada en diseño gráfico CAD y no en videojuegos). Comparado con los comienzos de Wii U la diferencia es abismal, pero lo importante no es que estén al principio, sino que se queden durante la vida útil de la consola. No es una cuestión de que en Nintendo Switch salgan a la venta los mismos juegos que PS4 y One, pero sí que por ejemplo Atlus se tire el pisto y lance Persona 5 (un exclusivo de consolas) para el hardware nintendero, que Square-Enix salde esa deuda histórica con Ninty y lance el remake de Final Fantasy VII, que Namco nos alegre la vista con sus Tales of, o que From Software se casque un juego con la dificultad y mecánicas de Dark Souls que puedas jugar en cualquier lado. No es suficiente con el Just Dance de turno, deben poner toda la carne en el asador y dotar a Switch de un catálogo third atractivo y de calidad.

Una máquina para atraerlos a todos. Pero en el caso de que el apoyo third acabe siendo tibio o helado, el solo pensar que todos los estudios de Nintendo trabajen en una sola plataforma provoca sueños húmedos en cualquier nintendero de pro. Se acabaron las dobles versiones y las exclusividades para la portátil o la sobremesa, a partir de 2017 habrá una sola máquina que va a recibir todas las franquicias icónicas de Nintendo. Y pienso sobre todo en aquellos juegos que hasta ahora solo se podían disfrutar en plataformas portátiles: Pokémon, Fire Emblem, Braberly Default, Monster Hunter (esta es third pero exclusiva)... Con esa unificación de catálogo y el regreso de sagas como Metroid puede haber una cantidad de juegos de muchísima calidad third parties aparte. Y no me olvido de los indies y los juegos de plataformas móviles, NS tendrá una arquitectura compatible con esos productos.


Power! Get the power! Todos empeñados en saber las especificaciones técnicas, normal. Partiendo de la base que Nvidia está detrás de cerebro y corazón de la máquina y dando pábulo con cautela a esas especificaciones filtradas recientemente, podemos estar seguros de que como portátil va a ser una bestia y como sobremesa se acercará a PS4 y One, aunque al final quedará un paso por detrás de Pro y Scorpio. Pero ¿qué más da? Se trata de ofrecer algo diferente, de ser una alternativa. Switch juega en una liga diferente a la de las sobremesas actuales y el que quiere potencia ni siquiera recurre a las consolas de Sony y Microsoft, se va diercto a PC. Personalmente me preocupa poco o nada este tema, es la típica discusión de fanboys de mente cuadriculada.

Esto precisamente un mechero no va a ser. Toda esa potencia contenida en una consola tan menuda necesita "alimento" y eso afectará de forma negativa a la autonomía de la función portátil. Se habla de tres horas de duración de las tres baterías (cuerpo principal más cada Joy-Con), insuficiente para muchos, concretamente para los que no se la van a comprar. ¿En serio hace falta más batería? En mi caso y me atrevería a decir que en el del 90% de los potenciales compradores la consola saldría de casa en contadas ocasiones, reservando la función portátil para esas sesiones de juego tumbado en la cama o para jugar en una habitación donde no tenemos acceso a la base y/o a una tele. Por eso, tres horas no me parecen mediocres, teniendo en cuenta que un móvil hay que recargarlo prácticamente todos los días y las portátiles actuales, mucho más limitadas en lo técnico, no duran más de 5 horas ajustando muchísimo el brillo de la pantalla. Otro tema que se lo dejo a lo haters y que no me quita el sueño.

Hablemos de lo que de verdad importa, el parné. Ya me puede gustar la idea, ya me puede convencer cuando el año que viene den toda la información técnica, los juegos de salida y los de meses posteriores al lanzamiento; si se sale del presupuesto servidor de ustedes se queda en tierra y no se apunta al click movement (término salido de mi privilegiada mente, si lo usáis ponedme en los créditos). Pero el precio va unido a lo que nos vamos a encontrar en la caja. Una voz autorizada de Nintendo dice que incluirá la consola (la tablet, para entendernos) los Joy-Pad y pare usted de contar. Muy mal el no incluir la base cuando vendes la consola como "sistema de entretenimiento doméstico" y estás gritando a los cuatro vientos las bondades de la hibridez. Tal vez haya varios packs y ese sea el básico. En ese caso, estoy de acuerdo con lo que todo el mundo dice: más de 300€ por un pack premiun es excesivo. Luego hay que comprar el adaptador para poder tener un mando "normal" o ir directamente a por el pro, una fundita para la consola si la vamos a sacar a menudo de casa, los juegos, tal vez algo de cableado... Hay que poner mucho dinero encima de la mesa y mucha gente esperará a finales de 2017 para dar el paso dependiendo de cómo le vaya a la consola. Probablemente sea uno de esos, prisa lo que se dice prisa no tengo.

En resumen, me gusta mucho lo que he visto y lo que se está diciendo, pero todavía hay muchas más incógnitas que certezas. 2017 puede ser un gran año para los jugones, puede ser mi definitiva conversión a nintendero. Solo el tiempo lo dirá.

5 comentarios:

  1. Cuanto tiempo sin comentar por acá. Pues la verdad es que no quepo en mí del hype que tengo encima con la consola, aunque creo que con el tema del parné se van a pasar, como ya hicieron en su momento con 3DS (que hasta que no la bajaron de precio, no la compró ni Cristo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El hecho de que sea una consola con tantas partes intercambiables hace temer que los precios estarán un poco inflados, aunque tengo la esperanza de que la experiencia con Wii U y 3DS les haya hecho aprender de sus errores.

      Eliminar
    2. Por cierto, hay que pasarse más a menudo por Las Crónicas. Si para ello tengo tengo que escribir entradas que te interesen se hace y punto, no tienes más que decírmelo ;)

      Eliminar
  2. El término te lo cedo amablemente, faltaba más xDD A mí me escama el precio de la consola, y el tema de las compañías que apoyan a Switch está muy bien pero claro...¿a la largo seguirá siendo así?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la amabilidad :P

      Lo he estado pensando y podría ser que la consola fuese relativamente barata para luego "sangrarnos" con los accesorios. Yo solo espero que tenga un precio justo, tampoco es cuestión de que la regalen.

      Respecto a la third parties eso solo el tiempo lo dirá, yo creo que aguantarán al tener un fuerte componente portátil, pero quién sabe.

      Eliminar