martes, 5 de abril de 2016

Silver Spoon #12: Amor patatero

¡Tengo de oferta la docena de tomos de cuchara de plata! ¡Puro deleite para los sentidos, señora!

Esta vez no voy a destriparos el tomo. Ni a contaros que Okawa ya es (si no lo era antes) imprescindible. Ni que lejos de enfriarse las cosas entre todos al dejar la mayoría la residencia ahora están más unidos que nunca. Ni que las cosas entre Mikage y Hachiken están tal y como las quiero. Ni que Expresidente tiene que estar riquísimo. Ni que más allá de las montañas puede estar aquello que se busca.

No, lo que quiero decir en este comentario del tomo 12 es lo mucho que me gusta Silver Spoon. Me encanta, es una lectura imprescindible para mí, el único tomo que cuando me llega no ocupa su lugar en la estantería hasta que lo he leído. Porque me transmite alegría, humor a raudales y aprendo muchísimo con cada tomo. Y cuando digo que aprendo no solo me refiero a temas de ganadería o agricultura o equitación, sino también sobre la frustración, el fracaso, el esfuerzo, la superación. Después de leer cada tomo me siento más sabio y sobre todo más feliz; es mi "medicina" favorita cuando he tenido un mal día.

Adoro esta serie y me da igual cuándo y cómo acabe, para mí es una obra maestra. Animaos a probarla, no os arrepentiréis.


Lo mejor: Okawa y Expresidente; Komaba se espabila; Sakae malmetiendo;

Lo peor: Nada de nada de nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario