viernes, 15 de abril de 2016

Oshiete! Galko-chan

Una charla entre chicas


Ser tan diferentes no es sino un plus

Galko, Otako y Ojou son tres chicas de lo más diferentes, pero a pesar de ello se llevan muy bien. Este es el día a día y las conversaciones de las tres amigas y los que las rodean.

No nos engañemos, muy pocos se han molestado en perder el tiempo en ver esta serie, muchos menos en dedicarles una reseña. La perspectiva de un anime de episodios cortos (siete minutos cada uno), bastante limitada en lo técnico y cuyo primer producto de merchandising fue una dakimakura de Galko no animan a los más exigentes. Pero yo si me molesté en verla y voy a molestarme en escribir unas palabras sobre ella, porque la mala fama que tuvo desde que se anunció su adaptación animada me parece hasta en cierto punto inmerecida.

Galko, la principal protagonista y sobre la que giran la mayoría de las conversaciones de las chicas, es una muchacha físicamente espectacular, el centro de las miradas de todos los chicos de la clase; como buena gal que es se preocupa mucho por su aspecto y viste de manera bastante llamativa, lo que la hace destacar mucho más. Pero tras esa fachada se esconde una adolescente normal y corriente, buena amiga, amable con todo el mundo, a veces bastante inocentona y que lee avergonzada las escenas picantes de un manga BL con un ojo entrecerrado. 

La serie no ignora -ni puede ni quiere ignorar- su físico y se preocupa de que se luzca, pero lo principal es lo que tienen que decir tanto ella como Otako, que es la antítesis de la rubia: bajita, pecosa y que pasa desapercibida entre los demás. Pero eso le vale para ser el complemento perfecto de Galko en una conversación: es una biblioteca andante, sabe de todo y no pierde la ocasión para lanzarle pullitas y avergonzarla. Ojou tiene un papel más secundario, el de escuchar a las dos y aprender lo que es la vida de los plebeyos, pero sin altivez alguna, sino con curiosidad y mucha gracia.

Como he comentado al principio, visualmente es muy justita, pero no se le puede pedir más a una serie tan corta; los diseños de los personajes son bastante fieles a la obra original -con la lógica simplificación- y la animación suficiente para un slice of life de bajo presupuesto. Lo que sí he echado en falta es una paleta de colores más viva que hubiera mejorado bastante el resultado final. El apartado sonoro también es bastante discreto, pero me ha hecho bastante gracia la voz de la narradora, que también recitaba las onomatopeyas tipo Gyaru! Gyaru! cuando aparecía Galko o Ojou! cuando la señorita Ojou se percataba de algo.

No, casi nadie se molestó en ver esta Oshiete! Galko-chan. Porque su fama es la que es y eso es difícil de sortear. Y los pocos que la vieron ya la habrán olvidado porque la vida sigue y ya hay una tonelada de anime nuevo y novedoso que consumir. Puede que de aquí a un rato después de terminar esta reseña hasta yo me olvide de ella, pero me ha divertido lo suficiente como para romper una lanza por ella y regalarle un hueco en el blog. Bien merecido lo tiene.

Ojou tiene unas manos... Ni Galko se puede resistir

4 comentarios:

  1. No sé si ya te he comentado antes, pero no podía dejar pasar esta reseña. Gracias por haberla hecho y darla a conocer un poquito más. Es lo que dices, tiene una fama negativa que no se merece. Para mí ha sido una grata sorpresa. A mí no se me olvidará, quiero más series así, la verdad.

    ResponderEliminar
  2. Oh... Jeje, habrá que dar una mirada...

    ResponderEliminar
  3. Segunda reseña positiva que veo de ella en unos pocos días -la otra, precisamente, de Belldandy-. Pues nada, me habéis convencido. No se cuando, porque esta temporada es de las cargadas, pero la apunto para verla.

    ResponderEliminar
  4. @Belldandy La sorpresa que provoca la serie consigue que la percepción sobre ella sea mucho más positiva de lo que podría haber sido. Me alegro de no ser el único al que le ha gustado.

    @Anónimo Échale esa mirada, en una hora y media habrás terminado de verla y tendrás un muy buen sabor de boca.

    @eter Pero son menos de 8 minutos por episodio, la ves en un suspiro. Creo que al menos te parecerá un producto interesante, no dejes de verla.

    ResponderEliminar