lunes, 13 de julio de 2015

Plastic Memories

81920 horas de recuerdos


Yo nunca he sido objetivo en mis reseñas, de hecho ni siquiera lo pretendo. Más allá de comentar aspectos tangibles como la realización técnica, música o fotografía, prefiero centrarme en lo que me aporta la serie, en las sensaciones que me deja durante y sobre todo después del visionado. Y ya os anticipo que Plastic Memories ha removido muchas cosas dentro de mí.

En un futuro cuya lejanía desconozco y carece de importancia, los 'Giftia' son androides de aspecto idéntico a los humanos, capaces de albergar emociones pero con una esperanza de vida poco mayor de nueve años. Tsukasa comienza a trabajar en el Departamento de Servicios Terminales de la empresa que los fabrica y conocerá a Isla, una Giftia de aspecto ausente.

La mirada más cautivadora en mucho tiempo

Puede parecer atrevido de mi parte, un completo desconocedor del Sci-Fi, decir esto pero Plastic Memories me parece un estimable exponente actual de dicho género dentro de la animación japonesa, sobre todo porque el componente ficticio se funde con asombrosa facilidad con la parte real. Los Giftia se confunden con las personas, comparten miedos y alegrías, momentos inolvidables, pero es que incluso esa obsolescencia programada que aparece invencible y cruel los humaniza aún más y obliga sin remisión a empatizar tanto con ellos como con las familias que dejan atrás. La serie hace su particular tesis sobre la muerte y las distintas maneras que tenemos cada uno de enfrentarla, ya sea con resistencia o resignación, con alegría por lo vivido o con tristeza por lo que no se vivirá.

El trabajo de Tsukasa e Isla es el de recoger a los Giftia cuyo período de vida está cerca de cumplirse, pues una vez expirada esa fecha su funcionamiento empieza a ser defectuoso e incluso pueden llegar a convertirse en un peligro para los demás. Pero antes de la recogida los dueños, a veces reticentes o contrarios a separarse de un ser querido, tienen que dar su consentimiento y en esa fase los dos protagonistas, sobre todo Isla, tienen que gestionar el dolor tanto de los que se van como de los que se quedan, afrontar el trance con ellos. Y es un momento doloroso, idéntico a la muerte de un familiar con el agravante de que el día de esa "muerte" es conocida desde el primer minuto y se hace mucho más presente. En esos momentos la serie sabe ser sensible sin caer en el dramatismo barato, consiguiendo así que lo dulce se anteponga a lo agrio.

Ese grato recuerdo pasó, y eso es lo que cuenta

Si la serie consigue todo eso es en gran parte gracias a Isla. No recuerdo que un personaje femenino me cautivara de esta manera tan especial. Su semblante melancólico y lacónico impregna cada recogida de un Giftia y cada interacción con un Tsukasa que se deja llevar por ella y los secundarios para coger las riendas en una recta final absolutamente conmovedora y llena de un amor puro y sin fisuras. Observar la evolución de Isla es una delicia que se resume con su expresión en el final del opening de cada capítulo. Además, su inocencia, su ignorancia y su adorable torpeza te saca una sonrisa y consigue que te caiga mucho mejor. Aparte de ambos protagonistas, Michiru cumple con su rol de senpai sabionda y mandona que su compañero Zack desmonta a base de mordaces comentarios y Kazuki es fundamental para comprender a Isla y para abrirle los ojos a la chica en el momento adecuado.

Con una factura técnica y música más que correctas y apropiadas (el opening me parece muy redondo y perfecto para la serie) Plastic Memories se convierte en una de las series más apreciables de la pasada temporada por historia, planteamiento, personajes y por la extraordinaria sensibilidad que exhibe. Es una pena que haya pasado tan desapercibida pero albergo la esperanza de que este tocho anime y por qué no, obligue a los que lo lean a considerarla. Desde luego para mí Plastic Memories e Isla siempre serán un grato recuerdo.

4 comentarios:

  1. Esta temporada pasada estuve bastante desaparecida respecto a anime, pero la pintas tan bien que ya me la he apuntado para verla.
    Aunque, como dices, parece ser un recurso bastante frecuente en las historias de ciencia ficción, me encanta el desarrollo de una trama basada en la inclusión de robots humanoides en la sociedad. Creo que me atrae bastante por el hecho de su longevidad (aunque en este caso es nula) como por el hecho de discutir si se podría llegar a una inteligencia artificial que pudiese reproducir las emociones humanas. Por este hecho es algo que siempre ha llamado mi atención y que me gustaría llegar a conocer en persona.
    Por otro lado, aunque dentro del planteamiento anterior, es interesante cómo surgen sentimientos (de más o menos afecto) hacia los robots cuando nos encontramos en una situación similar. E, incluso, cómo afecta al público pues nos pueden emocionar situaciones que si te pones a pensarlo con la mente fría es ilógico (me refiero en casos de que el robot se sacrifique o muera y cosas similares)

    En fin, buena reseña, has hecho que me interese bastante por este anime. ¡Ah! y no te preocupes, hay miles de reseñas técnicas, pero desde mi punto de vista las mejores son las que dicen su opinión respecto a cómo se han tomado su visionado y qué les ha hecho pensar.

    ResponderEliminar
  2. Si hay manga me lo leere, pero el anime de momento no creo que lo vea xD

    ResponderEliminar
  3. En mí caso, me ha gustado, pero la prefería en sus inicios, con las historias de cada persona y cómo desarrollaba el vínculo con su Giftia. Luego se convirtió en una drama romántico tontuno que no me aportaba demasiado.

    ResponderEliminar
  4. @Luar Me alegra haberte despertado el gusanillo con esta serie ;) Esa longevidad tan corta es un "precio" a pagar por el tremendo parecido a los humanos, cuando la veas verás que no hay diferencia visible con ellos, son simplemente personas que no crecen y viven mucho menos.

    @eri-san Es un anime original, no está basado en ningún manga. Creo que está publicándose o va a publicarse uno basado en la serie pero se centrará en una secundaria y no en los protagonistas.

    @Yer_Wells Cierto, todavía se me hace un nudo en la garganta reccordando el final brutal del primer capítulo, las historias de los Giftia a recoger están bien planteadas, pero se notaba que al final la serie tiraría por Isla y el romance (¿qué romance no es tontuno?) era una forma de darle más intensidad y emoción al final. Yo soy un sensiblón y si la historia de amor está medio bien hecha ya me gusta, no soy muy exigente XD

    ResponderEliminar