lunes, 14 de abril de 2014

Log Horizon

Just living in a database


Las series que tienen como elemento principal los juegos de rol multijugador masivos han sido caldo de cultivo constante en la industria del anime con buenos resultados en general. La posibilidad de inmersión en uno de estos mundos de magia y aventura siempre ha sido atractiva para el espectador, tanto si es consumidor de dicho tipo de juegos como si no. Log Horizon se basa en la serie de novelas ligeras homónimas de Mamare Touno, autor de Maoyuu Maou Yuusha y su producción fue subvencionada por el gobierno japonés para su emisión en horario infantil.

Elder Tale es un famoso juego online de corte medieval y que toma como base la geografía terrestre, que en su décimo primera expansión confina a 30000 jugadores japoneses dentro de él, entre ellos a Shiroe, Naotsugu y Akatsuki. Tomando la ciudad de Akiba como base de operaciones, el trío protagonista deberá asimilar un mundo que se ha convertido en su nueva realidad.

El amanecer de la aventura

La gran baza de Log Horizon es la profundidad del mundo de Elder Tale; el sistema de juego, las clases de personajes, las habilidades... Todo está explicado de manera extensa y detallada, circunstancia que agradará a los aficionados al rol cooperativo. Hay una razón de peso para tanta meticulosidad en mostrar todas las posibilidades del juego, pues Log Horizon no es un anime que destaque por sus batallas, de hecho ese no es su objetivo, sino la estrategia, la negociación y el comercio, características representadas por Shiroe, poseedor de una pericia, habilidad y un punto de 'maquiavielismo' que lo hace respetado y temido a partes iguales tanto por Aventureros -jugadores- como por la Gente del Pueblo -personajes del juego-.

He ahí otro de los grandes atractivos de la serie: la Gente del Pueblo no se comporta como meros NPC -non player character- generados de manera aleatoria y con un par de frases predefinidas que repetirán de manera continua con cada interacción con ellos. La última expansión de Elder Tale 'da vida' a estos personajes, dotándolos de los mismos sentimientos y de toda la complejidad de una persona 'real'. Este detalle es vital, pues los Aventureros no solo tendrán que organizarse entre ellos para poder aceptar su nueva situación y vivir de manera organizada, sino que tendrán que tener en cuenta a esa facción y su organización, costumbres y luchas internas para poder convivir de manera pacífica y obtener un beneficio de dicha convivencia.

Akatsuki, la asesina 'moe'

Hasta aquí todo lo dicho sobre Log Horizon la hace sumamente interesante, pero el gran problema llega al desarrollar la idea. Que un anime de aventuras ambientado en un mundo medieval inundado por la magia no goce de batallas lo suficientemente largas y profundas supone un hándicap considerable porque en ningún momento la serie alcanza ese esperado clímax derivado de una una batalla a vida o muerte contra un archienemigo. Los aventureros vuelven a la vida si caen en combate y no existe un némesis que obligue a sacar lo mejor de unos protagonistas a veces tan planos como el desarrollo de la serie en sí. También llama la atención que los Aventureros, personas normales y corrientes que han quedado atrapados dentro de un mundo virtual no se esfuercen por buscar una salida para volver a la realidad. Aceptan con extraña facilidad su nuevo statu quo y pasan muy de puntillas por la cuestión. Por otro lado, el punto fuerte de la serie, el comercio y la estrategia, se reduce a sencillos problemas que Shiroe soluciona con mucha facilidad apoyado por Naotsugu, Akatsuki y demás personajes secundarios. La sombra de Spice & Wolf es alargada, e intentar destacar en ese aspecto convierte en odiosa cualquier comparación posible.

"¡Bua ja ja ja! ¡Danzad! ¡Danzad para mí, marionetas!

Otro de los grandes 'peros' de este anime es la factura técnica. No es mala, ni muchísimo menos, pero está varios puntos por debajo de cualquier producción medianamente ambiciosa de los últimos años. El diseño de los personajes es muy simple, los colores muy apagados y poco definidos, la animación cumple pero desilusiona un poco. Es evidente que la subvención del gobierno nipón y el público objetivo de la serie hayan sido decisivos para la poca dedicación a este aspecto. La única ambición de la serie es entretener y se debería haber incluido alguna más, como buscar profundidad o dotar de más atractivo a los personajes.

Log Horizon es una serie correcta que escoge muchos caminos a la vez y no termina de profundizar en ninguno, dando como resultado una serie algo plana que nunca acaba de arrancar y que probablemente en su vertiente literaria sea más efectiva y disfrutable. No obstante, no es una serie que aburra y su elaborado mundo y la perspectiva de una nueva temporada en otoño la convierten en una opción interesante que cae bien a los jugadores habituales de MMORPG y despierta el gusanillo de los que aun creemos en una experiencia gamer más tradicional.

4 comentarios:

  1. Yo creo que la veré. El argumento me llama y aunque no sea nada del otro mundo me gustan las series con este tipo de argumento. Si veo que me aburre ya la dropeare, para eso siempre hay tiempo jejeje
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, la cuestión es probar. Yo no creo que le hagas drop, pero la cosa es verla ;)

      Eliminar
  2. Pues no me pinta muy mal. Quizás la vea aunque también pueda pasar que vea el primer capítulo y no quería seguir viendo más. Pero todo es probar ^^

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pasara a la historia pero es muy entretenida. Me apetece ver la segunda temporada, lástima que haya que esperar a septiembre.

      Eliminar