martes, 1 de abril de 2014

La Chica a la Orilla del Mar. Conclusión


"Y solo me apetece cosechar el viento y echarme a volar, volar, volar..."

Isobe y Sato son dos adolescentes que se embarcan en una relación física por diferentes razones: ella, para resarcirse de la humillación sufrida por otro chico; él, porque siente algo por ella y prefiere estar así a no estar. Pero llegado el momento tendrán que enfrentarse a los sentimientos que están reprimiendo y al triste final que les espera de manera irreversible.

Primer manga finalizado en Las Crónicas. Y bien que me alegro de que haya sido precisamente este, por ser mi descubrimiento definitivo de Inio Asano, un autor ajeno a modas y convencionalismos, que debe ser de lectura imprescindible para todos los que buscan algo diferente a lo de siempre.

Es un manga serio, muy serio, que observa y critica a la juventud japonesa, su alienación, su perdida de valores, su búsqueda incesante de un placer efímero que a la larga solo causa dolor... Todo a través de una pareja, Isobe y Sato, que con el pasar de los capítulos cruzarán sus sentimientos y se dirigirán hacia una relación malsana, con el chico depravando las relaciones sexuales y con la chica manipulándolo de manera inconsciente primero por despecho y después por el surgimiento de unos sentimientos que desde el principio tenía y que tanto se empeñó en ignorar.

Resulta increíble como en un par de tomos pasan tantas cosas y los personajes tanto principales como secundarios evolucionan tanto, sin necesidad de llenar las páginas de diálogos, permitiéndose el lujo de mostrar una y otra vez el pueblo costero donde se desarrolla la historia. La solidez de su guion y los diálogos concisos y profundos dejan la sensación de haber leído una obra mucho más extensa.

Esas sensaciones no se habrían conseguido sin el magnífico arte del maestro Asano. Más allá de la calidad del trazo, de las escenas de sexo elegantes y nada incómodas convertidas en un medio más de narración de la historia, o de los impresionantes paisajes tanto exteriores como interiores, es uno de los pocos dibujos que transmiten sensaciones con sus fondos. Cuando ves una ilustración de la playa oyes a las olas romper en la orilla, el olor a salitre inunda tus fosas nasales y tu cabello se mece con la suave brisa marina; cuando ves una ilustración de los pasillos de un instituto oyes el murmullo, las risas y los pasos de los estudiantes. Es un plus para un diseño de personajes fascinante, sobre todo con Sato, que con solo observar su mirada se hacen innecesarias las palabras.

Respecto al final... Puede que a muchos les choque el cambio tan brusco de Isobe, pero yo no lo veo como una transformación completa, sino como un inicio para espantar fantasmas del pasado, pasar página y seguir adelante. Es un final lógico, costumbrista, en la línea de la historia. En la realidad las cosas no suelen acabar de manera dramática, sino así, con la gente lamiendo sus heridas y continuando su vida de la mejor manera posible. Para mí, ha sido un final perfecto, de un moderado optimismo que no suele darse en este tipo de obras.

Las últimas palabras se las quiero dedicar a la culpable de que hayamos podido disfrutar de tan enorme obra; Milky Way ha dado una lección de órdago a las grandes editoriales: promoción, incentivos y reclamos como pósters y marcapáginas y trato excelso y personal son piezas imprescindibles para agitar al lector, interesarlo y obligarlo a adquirir o al menos a tener en cuenta la obra en cuestión. Han convertido a Inio Asano en un autor apreciado y rentable en el mercado español, cosa que Ponent Mon no supo hacer cuando publicó hace unos años Nijigahara Holograph. Anunciar novedades y dejarlas el día indicado en las estanterías de las librerías no es suficiente y es necesario que todas las editoriales lo metan en su cabeza para dar el impulso definitivo a nuestro mercado. El trabajo de la editorial asturiana se completa con una edición de alto nivel y sobria, con el formato propio de un seinen. La traducción, en cambio, es mejorable, da la impresión de que el traductor no está acostumbrado a este tipo de trabajos; no obstante, para ser la primera vez cumple con su cometido a la perfección.

Conclusión: obra de quilates, lectura obligatoria para los amantes del seinen más sosegado y profundo. Es el inicio definitivo del idilio de Inio Asano con los lectores españoles y el reconocimiento de una editorial pequeña en tamaño pero enorme en convicción y gusto.



10 comentarios:

  1. ¡Woooo! Veo que te ha encantado ^^
    Pues me la tengo que conseguir, que no es la primera crítica positiva que leo y me llama mucho la atención el argumento. Muy buena la reseña, un abrazo :)

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado una reseña muy buena ^^

    Como ya te comenté, me queda todavía por leerme el tomo 2 (que espero ir a la tienda ya!!). Una obra diferente a lo que he leído hasta ahora y que me ha maravillado.

    Muy de acuerdo con lo que comentas de que la editorial ha sabido venderse y el cuidado que ha tenido con los lectores ha sido impecable :)

    Un besooo

    ResponderEliminar
  3. Después de haber leído tu crítica sólo tengo ganas de ponerme a leer el manga. Mira que estoy ahorrando para otras cosas pero... no se si podré resistirme a esta obra >.<
    Me ha encantado tu reseña :3

    ResponderEliminar
  4. @Mauwa san Me extrañaría que esta serie tuviera una crítica mala. Es perfecta en concepción y ejecución.

    @Shion Pues ya verás el tomo 2, te va a encantar. Milky Way sale reforzadísima, estoy deseando saber cuál es el nuevo seinen que tienen en mente y ahora siento curiosidad por conocer las obras de su catálogo.

    @Noe Van a ser tus 16€ mejor invertidos del año. Si lo haces por la web de la editorial tienes gastos de envío gratis, dos pósters y seis marcapáginas. Son muy amables, muy simpáticos y te van a responder cualquier duda que tengas.

    ResponderEliminar
  5. Impresionante reseña, de verdad.

    El otro día pasé por una tienda, cogí el primer tomo y lo abrí por una página al azar. Me quedé impresionada por el dibujo de un paisaje increíblemente precioso y realista.
    La verdad es que me tentó muchísimo, pero ya que había decidido leer otros mangas antes, no lo compré.

    Con lo que has escrito en esta entrada, realmente me han entrado ganas de salir corriendo a la tienda XD

    Espero poder leerlo pronto y compartir la misma opinión positiva :)

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Quiero leerlo!!!!!!!!
    Espero que me guste tanto como a ti :3

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. @Yuu Takahashi Me alegro de que mi texto esté animando a tanta gente a conocer la obra. Voy a tener que pedir una compensación a Milky Way por la publicidad que les estoy dando XD

    @Bego :) Te gustará, sin duda.

    ResponderEliminar
  8. me encantan las escenas sexuales del manga, en especial cuando se le iba a salir la caca a koume

    ResponderEliminar
  9. y la camiseta de isobe igual a la de punpun que era de rayas horizontales negras

    ResponderEliminar
  10. @dustin16 Esa escena fue para mí el clímax de la depravación de la extraña relación de Isobe y Sato.

    ResponderEliminar