miércoles, 12 de marzo de 2014

EDT: Fin de trayecto



Editores de Tebeos dejará de publicar manga comercial desde ya. Así lo anunció el dueño de la editorial, Joan Navarro, durante una conferencia en el XIX Salón Internacional del Cómic de Granada. Excepto aquellas series más representativas como Berserk, autores clásicos y alternativos como Shintaro Kago, intentarán agotar el stock acumulado del resto de series y poner a disposición aquellas series inconclusas que otras editoriales estén interesadas en adquirir. Además, se darán seis meses para evaluar el mercado y las posibilidades de supervivencia de la editorial en los que se centrarán en el cómic clásico español. Si las cosas no marchan bien, declararán concurso de acreedores y cerrarán la empresa.

Primero Glénat, después EDT... Al final Panini
Sabía que llegaría el día en el que tendría que hablar de esto, pero no por ello dejo de sentir esta tristeza. Porque es una noticia muy mala, malísima, y me sorprende el júbilo de muchos. Acabamos de perder a un referente de la edición de manga y nuestro mercado en consonancia se ha debilitado. Puede que los más jóvenes no lo sepáis, pero fue Glénat la primera editorial que empleó el formato tankonbon -el tomo, como nosotros lo conocemos-, la que estandarizó el sentido de lectura oriental desdeñando el molesto espejado de las imágenes, la que se atrevió a licenciar series que jamás creímos que veríamos en España, la que empleó el encuadernado cosido porque el fresado todavía no tenía la suficiente calidad...

Pero todo eso pasaba por el apoyo de Glénat Francia, que cuenta con un gran mercado en el país gabacho y aportaba estabilidad a la filial española. Vino la separación, las dudas sobre la fiabilidad de la renombrada EDT en solitario, la debacle de Sueisha, la no obtención de una nueva licencia potente, los problemas con la imprenta, los packs de saldo y la subida brutal de precios, prescindir de Daruma para las traducciones, la edición en tapa dura y más caras de series que no funcionaron en su día, el traslado de las oficinas...

¡Mis ojos!
Y luego está Joan Navarro, el dueño de la editorial. No voy a entrar en si es un mal gestor porque una crisis así no la sabe gestionar bien nadie, ni en su ideario político que francamente me importa un bledo y que creo no ha influido nada en la situación en la que se encuentran EDT y él. Lo único que puedo decir de él es que su trato con los clientes ha sido en general brusco y maleducado. Ya lo demostró con el tema de las portadas de la edición española de Fushigi Yugi Kanzenban, tachando al cliente que le preguntó de "tarado" y calificó a la autora del manga de "hortera". La última ha sido publicando una entrada en su blog Viñetas de la fiesta de carnaval que organizó en un bar junto a un grupo de amigos, de lo que no critico la fiesta en sí, pues tiene todo el derecho del mundo de divertirse, pero pienso que por respeto a los trabajadores de su editorial a los que tanto le cuesta pagar y que ahora se encuentran en una situación de incertidumbre por sus trabajos, por respeto a ese cliente que ha comprado con esfuerzo La Espada del Inmortal y que se queda con la serie colgada a falta de un número, debería haber sido más discreto y no hacer que trascendiera.

Por otro lado, esos seis meses de "evaluación del mercado" me huelen a cuerno quemado. Tiene más pinta de que son seis meses para liquidar stock, arreglar asuntos y cerrar la editorial con la mayor dignidad posible. Y eso sí sería un auténtico desastre para aquellos que tienen series a medias de la editorial. Berserk se quedaría por cuarta vez sin editorial en España, la mencionada La Espada del Inmortal a falta de un tomo para acabar, la edición inventada de Ranma, Saint Seiya Episodio G... Alguna puede que sea rescatada por otra editorial, la mayoría caerán en el olvido y nunca podremos verlas terminadas. Una faena, vamos.

A pesar de todo, le doy gracias a Glénat/EDT por los servicios prestados. Gracias por Love Hina, Cardcaptor Sakura y Hokusai, series que tengo de ellos y que disfruto leyendo siempre que me apetece. Y ojalá tengan suerte los próximos seis meses. La van a necesitar. Y mucho.

6 comentarios:

  1. Yo soy una de esas personas que ni esta triste ni lo celebra, simplemente lo veía venir. Después de batacazo tras batacazo es difícil, muy difícil, remontar y seguir como antes, el no tener una obra que aporte muchos ingresos (como en su momento kenshin) ha hecho que la situación sea más difícil si cabe, pero para mi Joan Navarro lo ha llevado todo bastante mal. Entre la desfachatez con la que trataba a veces a los clientes, por no mencionar lo que dijo de Yuu Watase y lo descuidadas que tiene sus obras (lo digo porque parece ser que la gente se ha olvidado que esta colgando Genbu a falta del último tomo) y las mentiras que ha ido soltando sobre el futuro catálogo de la editorial es normal que la gente haya perdido las pocas esperanzas que tenía en la editorial, no puedes tratar de tonto a tus compradores y pensar que te seguirán queriendo. Por no mencionar las chorradas que se sacaban de la manga como las ediciones gold que para mi eran una tontería ya que cobrarían más en un momento donde el cliente medio no puede permitirse ni si quiera la subida de 1€ por tomo, porque seamos francos estas subidas se notan al final, e incluso poner los precios reales o incluso incrementados cuando a escasas semanas esas mismas obras las habías estado vendiendo en packs.

    En fin, para mi que la muerte de la editorial se venía anunciado desde que Glenat Francia se separó de la filial española, sólo espero que los trabajadores que deje colgando la editorial reciban al menos lo que les corresponde porque aguantar el tipo como lo están haciendo y luego no ver un duro...

    ResponderEliminar
  2. me sabe mal por que tengo mangas de ambas editoriales ( glenat y edt) espero encontrar alguno por ahi de rebajas para poder comprarlo antes de que los vendan todos T_T es una autentica lástima por qué tienen muuchos mangas que seguian haciendo, y uno de ellos es higshcool of the dead, que me dijeron que lo iban a seguir sacando, pero por lo que parece... ya se acabó para siempre. espero que lo compre otra editorial :S
    que lastima con la crisis !

    ResponderEliminar
  3. Es algo que se veía venir desde hace muchísimo. Una pena que perdamos otra editorial, pero en parte espero que dejen descansar el manga (con el que en su momento trabajó bien). Estoy segura de que muchas series serán recogidas, otras por desgracia tendrán que morir en el olvido (lo cual da bastante pena e impotencia a aquellos que se estaban haciendo con ellas). Ya sólo nos queda esperar a las nuevas noticias durante estos 6 meses que nos esperan...

    ResponderEliminar
  4. @Luar Parece ser que la mayoría de esas series colgadas podrían ser rescatadas por otras editoriales, así que por lo menos en ese sentido lo están haciendo bien. El sacarse ediciones "de lujo" de la nada a mí nunca me ha gustado, pero debo reconocer que si otra editorial continúa con la de Ranma me pensaré muy mucho comprarla.

    @eri-san Parece que sí se van a quedar con Apocalipsis en el Instituto, y si no Ivrea la rescataría seguro porque ya la edita en Argentina y lo tendrían fácil.

    @Noe Muchas serán rescatadas, sobre todo las que se han quedado a un tomo de finalizar como La Espada del Inmortal y Genbu.

    ResponderEliminar
  5. A ver, de esto ya he hablado mucho. Sí, a Glénat le debemos mucho, pero yo personalmente pienso que precisamente Glénat/EDT me deben a mí (y nos deben a todos) como lectores. Tengo suyos (y los acabo de contar) 115 tomos publicados por ellos. Y el trato recibido tanto por parte de la editorial como por parte del señor Navarro (salvo la honrrosísima excepción de cuando ocurrió el Shueishazo y hasta dejó un comentario en mi blog) ha sido francamente pésimo. He recibido malas contestaciones, me han toreado, me han trolleado. No sé, por muy buenas decisiones que tomasen antaño (y que se las agradecí personalmente a Joan), el panorama ahora es otro. Además, no somos solo los consumidores. Distintos colectivos de libreros le han denunciado porque les han puteado muchísimo con todo el tema de los packs y los mercadillos, que resultaron ser algo ilegal.

    Lo que quiero decir con ello es que ahora eso de apiadarse y sentir lástima no me vale. Sí, se nos va una de las grandes, la editorial a la que más dinero he dado y la que menos me ha aportado más allá de las páginas y la tinta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se le puede quitar ni una coma a lo que has dicho, porque tienes toda la razón del mundo. Y es que es prácticamente es lo mismo que he expresado en mi entrada, solo que he sido más comedido porque no he tenido contacto directo con nadie de la editorial, todo lo que sé es a través de portales de noticias, blogs especializados y mi escasa relación (27 tomos) con la casa.

      Por lo que yo siento lástima es por la entidad en sí, por aquella Glénat que no hacía más que aportar calidad y buenas series a nuestro mercado, no por los dirigentes que desde 2011 la han llevado cuesta abajo y sin frenos. A mí también me torearon con el tomo 14 de Love Hina que tardé un año en encontrar, y me comí con patatas la subida de precio de Hokusai.

      Sí puede uno compadecer a la editorial por su pasado, pero no por su presente ni por el señor Navarro, adalid de las malas formas. Son cosas diferentes.

      Eliminar