martes, 22 de octubre de 2013

¿Por qué no están aquí? Ya os vale, editoriales...

Ahora que el Salón de Manga de Barcelona está encima, las editoriales españolas nos van a inundar no solo con jugosas novedades, sino que también será un momento propicio para anunciar nuevas licencias que poblarán las estanterías de librerías y tiendas especializadas durante todo el 2014. Por eso quiero aprovechar para reivindicar tres series que a mi entender deberían estar editándose en España. Meto solo tres porque no me parece bien hacer una lista de ocho o diez series cuya mayoría no compraría por bajo presupuesto o por desinterés, y por eso pongo las que compraría sin pensarlo. Una la meto porque estoy seguro de que vendería bien, las dos restantes porque tengo el sueño de poder verlas en castellano:





Psyren. Mucho me temo que a esta serie se le está pasando el arroz; antes había mucho interés por parte de los lectores, pero el tiempo casi ha difuminado ese interés por verla aquí. Hace un año o más se habló de que estaba licenciada, pero parece ser que las negociaciones no llegaron a buen puerto. Me sorprende muchísimo que un shonen-hostias cortito, 16 tomos, con una muy buena historia que el autor no estiró hasta volverla mediocre no haya sido licenciada en España. Es más, me sorprende incluso que no tenga un anime. Hay series bastante peores que tienen su adaptación animada; cosas de japos. El caso es que yo disfruté muchísimo con la lectura de esta serie y estoy seguro de que le hubiera ido bien -y tengo la esperanza de que le iría- por estos lares.







Nozoki Ana. El sexo y el erotismo suelen vender mucho, pero como el cómic en España tiene el estigma de estar dirigido solo a niños, este tipo de obras no suelen tener tirón si son muy explícitas. Nozoki Ana lo es, y eso me hace ser pesimista respecto a una posible licencia. Ivrea ya dijo que no la acababan de ver; yo sí la quiero aquí porque es una obra apreciable en la que el sexo es un vehículo para la historia, algo natural que cada uno disfruta a su manera. No es larga, y si Sundome, que es mucho más rara y retorcida, ha tenido una acogida razonablemente buena, no veo por qué Nozoki no puede licenciarse.









Chihayafuru. Soy consciente de que el josei vende fatal en España. Del shojo se salva alguna cosilla de Ivrea y poco más. Pero no me quiero rendir con Chihayafuru porque es una pedazo de serie, de lo mejor de los últimos diez años y no estoy exagerando. Y si no explicadme cómo las partidas de un maldito juego de cartas basando en una antología poética japonesa del s. XIII puede ser tan emocionante. El triángulo protagonista mola, los secundarios molan más, la historia está escrita de manera sobresaliente y ha valido para regalarnos un anime para quitarse el sombrero. Y no sé qué más decir... Que la traigáis que la traigáis que la traigáis que la traigáis que la traigáis que la traigáis...¡¡QUE LA TRAIGÁIS, COÑO!!

2 comentarios:

  1. Mmmm Chihayafuru me ha llamado la atención, ale, hoy mismo me descargo el primer tomo^^

    Un abrazo!!

    Jeanne

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¿No la has visto?! ¡Ya estás tardando! Échale un vistazo al anime, que en general es fiel al manga y está subtitulado al español por buenos fansubs.

      Eliminar