sábado, 27 de abril de 2013

Ippon de EDT

Cinturó Negre, el catalán y un autor avergonzado.

[NOTA IMPORTANTE: antes de meterme en terreno farragoso quiero expresar mi total y absoluto respeto y admiración por el catalán y los catalanes. Tenéis el derecho y el deber de preservar vuestra lengua, y en ningún momento debéis interpretar lo que voy a decir como un ataque a ella, sino como una opinión personal atendiendo estrictamente a motivos comerciales y de marketing.] 

Guapa y de armas tomar.

El martes pasado los de EDT (Editores de Tebeos, antigua Glénat) comunicaron a través de una respuesta a uno de sus lectores que por ahora no continuarían con Cinturó Negre - Yawara! hasta nuevo aviso por las malas ventas. Yawara! es una obra de Naoki Urasawa recopilada en 29 tomos, de los cuales EDT ha publicado 19 en catalán.

Yawara! puede considerarse como el primer gran éxito de Urasawa como mangaka. Su publicación se prolongó durante siete años y tuvo una adaptación a anime de 124 episodios, una OVA y una película. Sin embargo, el reconocido mangaka japonés reniega de ella. ¿Por qué? La obra está muy alejada del estilo por el que luego sería reconocido con obras como Monster o 20º Century Boys; se dejó llevar tanto por editores como por lectores y el resultado no fue el que buscaba en un principio. Además, la considera una obra primeriza repleta de fallos, un borrón en su dilatada carrera. Por ello, jamás ha accedido a que saliera de Japón, excepto a España y recientemente a Italia.

Joan Navarro, "mandamás" de la por entonces Glénat, quiso aprovechar el éxito de la serie de animación en Cataluña, de las subvenciones que la Generalitat daba  y de las reticencias del autor a su salida de tierras niponas para publicar la obra de manera exclusiva en catalán, declinando su publicación en castellano por no considerarla "viable", siendo falso que la razón fuera por petición expresa del autor -cito fuente confirmada por la misma editorial-. 29 tomos. A 7€ cada uno. ¿Solo yo veo la incongruencia?

Avergonzarse de una obra de que te dio de comer
durante 7 años... Para hacértelo mirar, chico.

Naoki Urasawa es uno de los autores más prestigiosos y reconocidos en España. Cuenta con una legión de seguidores que compran todo aquello que provenga de su pluma. Y cuando digo todo es TODO. Planeta lo tiene como uno de sus autores fetiche y ha publicado las obras más importantes del autor, registrando ventas muy elevadas, incluso en aquellos trabajos menos prestigiosos o que no están apoyados por adaptaciones animadas.

Yawara! era una apuesta muy arriesgada; está alejada del registro del autor y es una obra con muchos tomos. Cuando lo normal sería intentar hacerla llegar al mayor número posible de potenciales compradores para hacerla rentable, se opta por reducir el mercado potencial de 45 millones a 7 al publicarla en catalán. Soy consciente de que el anime solo se emitió en Cataluña, que esta comunidad aporta muchísimo al mercado del manganime -casi todas las editoriales están establecidas allí y la emisión de anime es algo común en las televisiones autonómicas-, pero no puedo evitar preguntarme por qué se pierde una ocasión única de vender una obra "menor" a los incondicionales de Urasawa del resto de España. ¿Por qué EDT se empeñó en no publicar la obra en castellano?

Veo este logo y me llega un hedor mortecino que tira para atrás.

He aquí mi respuesta, mía, de nadie más y tan respetable como cualquiera: porque Joan Navarro está empeñado en hacer gala de su catalanismo y en impregnar políticamente cada decisión que toma y cada palabra que dice, metiéndose contínuamente tiros en el pie y dejando en entredicho el prestigio y credibilidad de la editorial que dirige y de la que es propietario. Muchas veces tengo la impresión -equivocada, estoy seguro- de que perjudica a la edición en castellano de una obra si convive con una edición catalana de la misma. Ya le pasó con Fushigi Yugi y la polémica de las portadas de la edición kanzenban en castellano -publicada años después de la finalización de la edición catalana- y con los graves errores de traducción y edición de los últimos tomos -hay frases que se han dejado en catalán, bocadillos en blanco...-. Todo esto, sumado a la debacle de Shûeisha minan la confianza de lectores que temen por la continuidad de aquellas series que están haciendo y de aquellos que quieren comenzar una pero que no se atreven a empezarla por miedo a que se les quede "colgada". Sería el colmo que Berserk se quedara colgada por tercera vez...

Y así es como Cinturó Negre - Yawara! ha llegado a una situación que se antoja de no retorno. Muchos dicen convencidos que tanto daría si se hubiera publicado en castellano, que habría acabado igualmente parada/cancelada. Puede que tengan razón, pero entre la masa de seguidores de Urasawa y aquellos que gustan de las comedias románticas tiznadas de deporte -el judo, deporte de gran seguimiento en España-, tengo la sensación de que una edición en castellano habría sido lo suficientemente rentable como para que la serie se hubiera publicado sin problemas de manera bimestral y para permitir una edición simultánea en catalán, como ocurre con Naruto o Bleach. Me da mucha pena que aquellos que coleccionan la serie no puedan terminarla por el minúsculo mercado manga español, por esta maldita crisis que no está haciendo polvo a todos y por la insistencia de algunas personas empeñadas en hacer de este mundillo su particular coto de caza.

2 comentarios:

  1. Es una lástima que se descontinúe la publicación, más todavía tratándose de un autor tan prestigioso. Como bien dices, la crisis termina afectando a todos de un modo u otro.

    Sería genial si te animas a visitar mi blog y comentar en mi último post sobre Neon Genesis Evangelion.

    Saludos,

    www.artbyarion.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Buenas, enhorabuena por el blog, me gustaría intercambiar enlaces contigo y que nos sigamos mutuamente.
    Un enorme saludo desde http://orgullobenfiquista.blogspot.com/
    http://bufandasybanderasamps.blogspot.com/

    ResponderEliminar